Algo suena en mi nube sonando
Ayoho, incapaces de dejarles escapar

Creo que una de las afirmaciones que podría decir a día de hoy es que Murcia es el epicentro de una música impresionante. El nacimiento de grupos que darán mucho que hablar, el centro de una creación artística que eriza la piel y que deja el aliento perdido en las ciudades allá por donde pasan, eso es Murcia a día de hoy.

Viva Suecia, Second, Arde Bogotá, Nunatak… estos son algunos de los tantos grupos nacidos en esta bella ciudad y hoy os vengo a traer otra banda nacida en Cartagena, ese lugar de España que respira arte por todos los sentidos.

Recientemente han sacado “Sin ti”, un tema cálido en música pero rompedor en letra, emoción mezclada con un abrazo que aprieta bien fuerte.

¿De quienes os estoy hablando? Ayoho.

Fran a la voz, Lalo y Nacho a las guitarras, Mike al bajo y Antonio a la batería, ellos son Ayoho. Nacidos en Murcia pero viajeros del mundo, llevándonos a sentir y a vivir aquello que nos daba miedo por caer pero, ¿no debemos de hacerlo alguna vez? Experimentar, vivir “sin ti”, “dejándonos escapar”.              

Ayoho, incapaces de dejarles escapar
Ayoho, incapaces de dejarles escapar
¿Cómo podríamos describir su música?

Frenesí, desahogo y sinceridad. Viajando entre un pop urbano pegadizo y contemporáneo junto a una elegancia acústica, aquella que caracterizó al 100% sus comienzos, la que te envolvía con los primeros segundos de cualquier canción, ellos fueron y son Ayoho.

Ganadores de la segunda edición del Vodafone Yu Music Talent (entre más de 1.100 artistas), la banda nació alrededor de 2014 partiendo del sueño de tres compañeros de instituto. Un proyecto que llenaba sus vidas, aquello por lo que decidieron empezar a apostar y le dieron el comienzo de la forma que hoy conocemos al grabar su primera canción “Blank Walls” para enviarla al Vodafone Yu Music Talent.

Con ella alcanzaron la final, llevándoles a actuar por primera vez con una voz y dos guitarras acústicas, el formato que les llevó a ser los ganadores de esa segunda edición.

Tras la grabación de su primer trabajo de estudio, “Deference & Wonder”, inició una serie de conciertos teloneando a artistas claves del panorama actual como Crystal Fighters.

Su segundo trabajo de estudio “Ikigai”, producido por Raúl de Lara,  salió a la luz a finales de 2017 mientras continuaban su gira por España, estando en el cartel de festivales como Les Arts (Valencia), SanSan (Benicàssim) y el Warm Up (Murcia).

2018 fue un año especial para ellos, ya que firmaron con Son Buenos y canciones suyas como “The End- Early Edition” y “Paradise” fueron añadidas a las listas de Spotify de New Music Friday de países como USA, Noruega, Dinamarca e Islandia.

¿Cuál fue el momento del cambio para adentrarse en el ámbito más electrónico?

El punto de inicio del cambio fue su canción “Plug”, la cual fue masterizada por Chris Gehringer (Fall Out Boys, Twenty One Pilots). Fue la marca del cambio del sonido de la banda, llevándoles a navegar entre sonidos más electrónicos.

En 2020 publicaron una redición de “The Frontier” con ese motivo, para adaptar el nuevo sonido que estaba llenando su música. Junto a ello pudimos encontrar dos temas nuevos, “Lárguense” y “Lo que arde”. Este hecho sorprendió por el cambio de idioma, uniéndose a un nuevo camino en el mundo de la composición.

Realmente podría contaros más sobre ellos pero a un grupo se le conoce de verdad por su música así que, ¿Por qué no adentrarnos en sus dos más recientes temas y conocerlos tanto en el ámbito de la composición como el de la producción?

El primero de ellos, nacido a finales de 2020, “Déjame escapar”.

Con unos primeros segundos musicalmente muy atrayentes, juntando ese electro que te engloba el alma con la voz de Fran, que aparece para despertarte y empezar a sentir como la canción entra en ti, este tema fue el primero que escuché de ellos y sé que no será el último. Es interesante ver como Ayoho en esta canción mantienen un clima musical hasta el momento del primer estribillo, donde rompe de una manera que solo puedes notar en ti una única necesidad: salir a donde sea a bailar y darlo todo.

Después de tanto volvemos a caer

En las ridículas versiones de otros

Nos costó tantísimo aprender

Canciones como  “Déjame escapar” son el claro ejemplo de cómo la música puede llevarte a un clímax excitante junto a una letra que es pura y dolorosa verdad. Porque si estás viviendo una relación que está compuesta por instantes inconexos, aquellos que no sabes a donde te llevarán, algún día te preguntarás ¿me merecen la pena? ¿No sería mejor dejarlo todo y acabar? Tú puedes preguntarte eso pero la otra persona igual no piensa lo mismo, por eso tienes un deseo: déjame ir, déjame escapar de aquello que solo tiene un final; el desastre.

El caer siendo consciente de ello, viviendo sin ser tu realmente, perdiendo el sur y con ello volviendo al precipicio. Una explosión de emociones tan humanas y reales como necesarias de contar. Narradas con una música que te llama a darlo todo hasta las 6 de la mañana, una combinación rompedora.

El segundo tema, nacido a mediados de este mes de marzo, “Sin ti”.

Una cálida suavidad, esa es la emoción que te llena el alma con “Sin ti”. Con una producción de la mano de Lalo, uno de los componentes de la banda, la música que engloba este tema a veces da hasta la sensación de que puedes palparla, tocarla, notarla. A mí, en la primera escucha que hice del tema, me llevó a las playas de Barcelona por la noche. Sin nadie más, sonando la canción y viendo el mar moviéndose hasta un horizonte sin fin.

Y me niego a perder el sentido de las noches que he estado contigo.

Me bastó el escuchar tu latido

Pero tú querías más.

Aprendo rápido y maybe

Te gustaba demasiado lo crazy.

Pero si vemos la parte de la letra, la composición, aquello que nos cuentan, me parece que este tema es un ejemplo más de la humanidad que caracteriza a Ayoho.

Nunca es fácil aceptar que estás en una relación que no te aporta nada bueno, que realmente lo mejor para los dos seria vivir sin el otro, más aún cuando hay cariño por encima de todo… Pero a veces el cariño no salva a la verdad, aquella que te golpea día a día hasta llegar al punto de que has de decir basta. Por eso, el cortar de raíz para dejar de ver a esa persona será la mejor medicina. Algo que no se asume fácil por ninguna de las partes pero, más vale llorar ahora y vivir después que llorar viviendo eternamente.

Hemos de estar atentos/as de aquello que nos va a deparar el nuevo trabajo de Ayoho porque, después de conocerles a ellos junto a su carrera y los dos más recientes singles que llevan consigo, hay algo claro: no podemos dejarles escapar.

Emma Martín
martinemma20@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *