Algo suena en mi nube sonando

Durante el comienzo de esta nueva época que nos ha llevado a vivir la pandemia la música ha sido uno de los elementos claves para mantener mi cordura en todos los sentidos y hoy me gustaría traeros a un grupo que descubrí en horas de confinamiento.

De la mano de una gran amiga y compañera de aquí, de Algo suena en mi nube, como es Esther, quien me los presentó y a quien le estaré eternamente agradecida, os traigo a un grupo de cuatro chicos que decidieron apostar por su música y un estilo diferente, por aquél que se daba por muerto pero al contrario, estaba de parranda por Murcia con ellos.

¿Cómo empezó esta loca aventura?

Como toda gran historia, el punto de inicio fue en un bar. Todos hemos vivido inigualables aventuras en bares, esos lugares de reunión donde los recuerdos vuelven y surgen de nuevos. Arde Bogotá nació alrededor de finales de 2017 en el momento en que cuatro amigos de Cartagena se reunieron de una manera aleatoria en un pub. Buen rollo y con ganas de disfrutar, de allí nació el primer single que conocemos de ello “Antiaéreo”, el cual nació a partir de una forma tan espontanea como un simple audio de WhatsApp.

De allí viajó a un local de ensayo y con ella, con esta canción, empezó la carrera de Antonio García, J.Mercader (batería), Daniel Sánchez (guitarra) y Pepe Esteban (bajo), empezó la carrera de Arde Bogotá.

¿Por qué «Arge Bogotá» siendo de Cartagena?

Es curioso conocer que en Bogotá empezó todo, ya que fue el primer lugar del mundo donde sonaron sus canciones. Acababan de formar la banda y Antonio (el cantante del grupo) fue a visitar a unos amigos. Se llevó las maquetas que habían preparado y se las enseñó a su gente. En un coche de fiesta en Bogotá, un lugar particular, allí empezaron a tener sus primeras críticas hacia su música, recibiendo una grata opinión sobre ella.

¿Cuál ha sido su camino hasta ahora?

La buena música, aquella que no deja indiferente a nadie, siempre acaba recibiendo el reconocimiento merecido y Arde Bogotá es un ejemplo de ello. Sony Music se fijó en la esencia de este grupo de rock alternativo, llevándoles a presentar su EP titulado “El Tiempo y la Actitud”.

Fue un debut dentro de un momento muy difícil para la música, en pleno confinamiento. Esto les llevó a crear con todas las dificultades que ello lleva pero no por ello dejaron de creer en su proyecto.

Cinco canciones son las que crean la columna de “El Tiempo y la Actitud”, el universo de Arde Bogotá con el que nos adentramos en una música eléctrica junto a unas letras cercanas, actuales y con un objetivo claro: no tengas miedo a enfrentarte a tus miedos.

Big Bang, uno de los temas que compone «El Tiempo y la Actitud».

Temas como “Big Bang”, donde nos hablan de superar el pasado, dejarlo atrás para vivir libremente y sin ataduras. “Quiero Casarme Contigo” una canción atrayente en todos los sentidos siendo una declaración de amor en toda regla donde, da igual si sale bien o mal, quieres pasar toda la vida con esa persona aunque él o ella no llegue ni a saber tu nombre. Pero no mintamos, el amor no dura para siempre si no es recíproco y eso duele.

Pero si tuviese que adentrarme un poco en su esencia, la que me hizo enamorarme de su sensibilidad y a la vez engancharme a sus letras, os he de hablar de dos temas que componen “El Tiempo y la Actitud” junto a su más reciente tema, “Abajo”.

El primero de ellos es “Virtud y Castigo”, un grito de guerra a una lucha entre lo que uno debería hacer y lo que quiere hacer.

Con un suave inicio a guitarra de la mano de Dani con la combinación grave del bajo de Pepe, son el perfecto inicio para que la voz de Antonio nos cuente esta historia: Podemos creer que actuamos correctamente, pero el ser humano es imperfecto, actuamos por impulsos en muchos casos y la verdad es que, por encima de todo, vivimos y no hemos de olvidarnos por eso, vivimos por virtud y por castigo, sintiendo dolor y amando de una manera irrepetible.

Con un final rompedor de la mano de Jota a la batería, este tema es una delicia que pocos creían que volvería a suceder: el renacimiento de un rock nacional sublime.

El segundo de ellos es “Te Van a Hacer Cambiar”, pura piel de gallina en 3:32 minutos.

La locura acústica que se vive en este tema es de otro mundo. La conexión musical que hay entre la batería llevada por Jota junto a la gravedad de la voz de Antonio durante la canción hasta el estribillo, donde Dani y Pepe rompen al 100% el tempo para meter pura electricidad al tema… es música en estado puro.

¿Qué nos encontramos en “Te Van a Hacer Cambiar?

Algo tan sencillo como hablar del crecer, del paso del tiempo, del madurar y del vivir día a día todo, sin tapujos y sin miedos.

Y para acabar, os traigo “Abajo” su más recién single que encabeza su primer álbum “La Noche”, el cual podremos disfrutar el 7 de mayo de este mismo año pero antes también podremos gozar de “Millenial”, su siguiente single el 5 de marzo.

Cuando “Abajo” salió al mundo, este se quedó boquiabierto y no me sorprendió para nada. Esta canción es una declaración de intenciones pura y dura donde Arde Bogotá abre la puerta al retorno del rock perdido en nuestra nación. “Abajo” combina una musicalidad estridente con toques musicales duros, donde la batería rompe muchas barreras en diferentes partes de la canción junto a una letra donde el mensaje es claro: aquí hemos venido a jugar el juego de la vida, da igual donde acabemos, juguemos.

El 5 de marzo volveremos a reunirnos para disfrutar de «Millenial«, su nuevo single con el que conoceremos más aún de «La Noche«, su primer álbum. Arde Bogotá apostó por su esencia en los momentos más difíciles que vivía la música y por eso no dudo para nada que van a llegar hasta donde ellos mismos quieran, porque esa es la vida de los valientes: arriesgar hasta su último suspiro.

Puedes ver la charla que tuvimos con Arde Bogotá este verano aquí

Emma Martín
martinemma20@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.