Algo suena en mi nube sonando
Niño de Elche

En la pasada edición de Secreto a voces by San miguel ( en el bar la Rubia, de Barcelona), pudimos disfrutar de la virtuosidad musical de Francisco Contreras Molina, más conocido como “El Niño de Elche” y su inseparable compañero a la guitarra, Raúl Cantizano.

Cuando tienes delante de un escenario a un cantautor multidisciplinar que a sabido darle una vuelta de tuerca a sus orígenes flamencos y sabe crear una fusión con diferentes estilos, sólo queda esperar que te sorprenda con su arte.

Nos hizo un viaje por sus temas, donde viajamos con su “colombiana” , con su “Memorial de Cante en mis Bodas de Plata con el Flamenco y por esa “Antología del Cante Flamenco Heterodoxo” con “Fandango Cubista de Pepe Marchena” con la explicación de intentar acercarse a esa utopía de fandangos cubistas.

Foto: Cris Leo

Nos comentaba que le gustan los conciertos así tan cercanos, porque el canta flamenco en la intimidad y es mucho más profundo cuando esta tan cercano.

Su particular lenguaje sonoro incluso camaleónico, donde busca la fusión y la harmonía con diferentes sonidos, refleja el constante camino que el artista traza por innovar y evolucionar con su música, por que al final es eso un viaje de vida, donde esos versos te acompañan al caminar, y el camino, ya sabemos que no siempre es igual, que muta y que nos hace cambiar.

Su voz baila entre suspiros y gritos, que nos mueve con u cantar a emociones que van más allá de o que se pueda expresar con palabras, es dejarse acariciar los sentidos, con su pasión a la hora de regalarnos su arte y desnudar su alma, y la verdad es que consigue echizarnos con su flamenco no flamenco, que llega a transportarlo hasta la psicodelia y establecer un frenesí sonoro, pero todo esto in olvidar el arte de Raúl a la. guitarra porque, señoras y señores eso es un don, llenar los ojos de admiración por lo que estas sintiendo y viendo con esa voz que sabe dar giros improvisados y esa guitarra que le abraza , es tener las suficientes tablas para llenar un escenario, y eso es arte y un verdadero regalo para les que les disfrutamos.

El niño de Elche es una explosión de creatividad, de emociones y de expresar sin tapujos su opinión y de una continua búsqueda de aprendizaje, porque el arte de sus entrañas es innegable.

Gracias por dejarnos formar parte.

¡viva la música!

Si quieres leer como fue el primer concierto de Secreto a Voces, entra aquí.

Cris Leo
astronautasazules@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *