Algo suena en mi nube sonando
El abrazo de la música, Jack Bisonte.

Cada día me sorprendo más de como este arte puede llegar a emocionar de una manera tan impresionante, la capacidad que tiene de hacer que la soledad desaparezca de ti, acariciándote hasta sentir un calor interno que te despierte de nuevo. Por ello siempre consideraré a la música como el arte “Frankenstein”, es capaz de revivir a cualquier alma, hasta aquella que vive escondida en la más profunda de su oscuridad.

¿Cómo puedo afirmar que la música es la fuente de la juventud eterna? Con el paso del tiempo he ido descubriendo diferentes artistas que han conseguido renacer de mi aquellas partes que sentí perdidas y hoy, en especial, os vengo a traer un grupo que desde las primeras escuchas que hice de sus temas me quedé prendida de su magia, además de sentir una calidez tan preciosa… semejante a un abrazo en medio de una tormenta de otoño.

Ellos son Jack Bisonte, Carlos Amelivia a la voz, guitarra y composición y Miguel Llaguno en la batería.

Es emocionante ver cuando la música nace de una manera especial y en ellos es el caso, porque son amigos desde que eran niños y alrededor de 2014 decidieron adentrarse en esta aventura compuesta por horas y horas de escribir, componer, producir y crear aquello que les llena el día a día: la música.

Solo son dos los compositores que forman Jack Bisonte, pero si alguna vez habéis ido algún concierto suyo o habéis visto algún video de sus directos… parece que sean más de cinco la verdad. Una fuerza musical impresionante en el escenario, haciendo sentir llenas cada una de las salas que han ido pisando por nuestro país.

Eran muy pequeños cuando se conocieron y ya se volvieron uña y carne. Es bonito ver como describen la historia de Jack Bisonte, ya que es la historia de ellos, de esta amistad. ¿Hay algo mejor que pelear por un sueño con un gran amigo? Imposible decir que no y desde 2014 están luchando por ello.

¿Cómo podríamos definir el sonido de Jack Bisonte?

Ellos mismos en diferentes entrevistas han comentado que beben de aquella gente elegante del soul y del pop, pero ¿Cómo lo definirían? Son el claro ejemplo de que con el tiempo y la madurez, todo va creciendo y su ritmo ha ido evolucionando con ellos.

Solían llamarse “estampida acústica” pero la música y todo en general que conecta con el alma de uno mismo y las experiencias que vives hacen que todo de un giro inesperado y aquello que creías tener claro, cambia.

Una evolución musical unida al crecer y madurar.

Han ido presentando un sonido que ha evolucionado muy rápido, empezando con una guitarra acústica y dos tambores y prometiéndose a sí mismos que serían siempre ese estilo, hasta llegar a ahora donde nos encontramos en su recién álbum un cambio absoluto desde sus comienzos.

Es divertido ver como la música madura de una manera que los propios artistas no esperaban y Carlos mismos llegó a comentar que estaban cambiando hacia sonidos que juraron que no tocarían nunca pero, la vida y el vivir te dan choques de realidad que acaban gustándote y pareciéndote de lo más “divertido”.

Ya para adentrarnos del todo ya en el mundo de Jack Bisonte, os he traído dos de mis canciones “top” de ellos, aquellas que cuando escuché disfruté de una manera insuperable, haciéndome llorar, rompiéndome de una manera muy especial y a la vez recorriéndome el alma para ponerme la piel de gallina.

La primera de ellas es “For a Song to Mean a Thing”:

Fue la primera que descubrí de ellos y recuerdo como fue el momento: Iba caminando de vuelta a casa después una clase de la universidad, puse el aleatorio en una lista de novedades de Spotify y empezó a sonar la suave voz de Carlos con los toques acústicos de fondo… no mentiré si al acabar de escucharla por primera vez suspiré. Es pura calidez musical esta canción, te envuelve de una manera que te deja sin habla.

Con una musicalidad exquisita, este tema habla del crecer, del vivir, del dolor vivido pero de la aceptación de ello. Esta canción es pura vida emocional representada en tres minutos y veintiséis segundos.

La segunda de ellas es “THE WAY YOUR HEART GETS BROKE” :

Escogí THE WAY YOUR HEART GETS BROKE por dos motivos, uno porque la tengo en bucle desde hace meses por la complejidad que compone a la canción junto a la magia que me da pero, en especial la he escogido para mostrar el cambio que ha vivido Jack Bisonte.

Son un grupo que ha crecido, se ha ido conociendo con el paso del tiempo en el ámbito musical y decidieron no cerrar ninguna puerta ante la creación y composición.

THE WAY YOUR HEART GETS BROKE habla de algo tan humano que por eso al escucharla, la sientes, la notas en ti y la vives.

Esta canción habla de reproches, de aceptar el error, de vivir una ruptura y que la otra persona ha de aceptar sus fallos y que ahora es tu turno de hablar, de decir aquello que necesitas decirle para superarlo todo y empezar a vivir.

Con una base más eléctrica, jugando con los ritmos cálidos propios de su esencia que envuelven a la voz de Carlos de una manera increíble, junto a la composición que crea Miguel con la batería, este tema muestra lo que son Jack Bisonte: Un abrazo cálido y musical.

Emma Martín
martinemma20@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *