Algo suena en mi nube sonando

Sidonie, reencontrarnos siempre es sinónimo de fiesta.

Publicado en Por

El pasado viernes dentro del Cruïlla XXS en el Poble Espanyol,  pudimos disfrutar en vivo y en directo de “Me llamo ABBA”, primer adelanto de su nuevo y esperado disco.

Salían al escenario visiblemente emocionados y agradecidos, llevaban varios meses sin poder disfrutar del subidón de los directos y hacerlo de nuevo con un sold out reencontrándose con todo ese público que les quiere, no  es para menos, sentir  un torbellino de sensaciones.

Comienza una intro instrumental y dan el pistoletazo con  “El incendio” , donde Marc Ros ( la voz, guitarra y bajo) grita “ esto es un incendio sin control”, en esta ocasión si hubo más  control y es que las circunstancias tan extrañas que estamos viviendo, lo requieren, pero tanto ellos como  público las  cumplimos, es más creo que a los asistentes les costo el arrancar y disfrutar, muy cometidos al comienzo para levantarse y bailar, supongo que para los que ese directo era el primero, la sensación, como a todos nos ha pasado, es distinta y solo hay que acostumbrarse, aún que espero y deseo que no por mucho más tiempo.

Con “Bailemos“ ya consiguieron quitar esa sensación extraña, extraer por un momento todo lo de fuera y centrarnos en su música como saben hacer siempre.

El público aplaudió y gritó  “pero bailemos, hoy llegaremos hasta el cielo” con los brazos en alto y señalándolo, consiguieron mantener esa euforia tocando “Fascinados” en un formato más acústico, (antes la anécdota de Marc, al reclamar que no se fuera todavía, Xavi Mercadé,  para que les hiciera aún más fotos, y es que lleva fotografiando desde 1984, la misma edad que tengo, y ya es un icono dentro de los directos, con sus fotografías).

Hablaron de la última novela de Marc Ross, “El regreso de ABBA” (puedes comprarlo aquí ), que ya va por la segunda edición, y recrean un trozo del  videoclip de Me llamo ABBA”, donde Axel Pi (batería, tablas y bongos) se tumba en el suelo mientras  Jesús Senra (Jess) ( segundas voces, bajo,  guitarras eléctrica y acústica) y Marc Ross,  sujetan el panel de tela y suena “Me llamo ABBA” y continúan con su último sencillo “Portlligat” al grito de arriba Portlligat, con un solo de guitarra de Víctor Valiente (Mi Capitán), que en esta ocasión les acompañaba  y las manos maravillosas a los teclados de Edu Martinez , next level instrumental.

Repasando su trayectoria musical sonaron temas míticos, como:

 “ Fundido a Negro” irónicamente Marc nos dice “bueno aparate de todo lo que teneos encima no se si sabéis que tiene que caer un meteorito”, para dar comienzo al tema.

Nos cuentan que en Octubre saldrá su nuevo disco y suena “ Un día de mierda”.

Marc canta  “2020 será un año de  mierda”,  y el  púbico ya si, entregados cantando y en pie como  si sacaran toda esa rabia y le cantaran al universo, cantando solos el último estribillo, y Marc nos dice “ahora lo normal  es que bajáramos a daros besos, abrazaros, pero es lo que hay”  y suena el siguiente tema, cuando Marc se olvida hasta de coger el micro, y es que ellos son pura espontaneidad y eso es lo que nos engancha, acompañado de una calidad musical y humana, de ser transparentes, tal cual, de hacer de un escenario un pista de baile, de sala de fiesta, de conectar y de hacer vibrar, como con el  tema “No se dibujar un perro”.

“Por  ti“,  tema que Marc Ross dedica a su padre, y les sacan unos chupitos para brindar. ¿El resultado?, todos con los  brazos de lado a la  lado, y es que es de los temas que más nos toca la fibra emocional, pero recargan la intensidad con “El peor grupo del mundo” y  “ El Bosque”  con un solo de guitarra tremendo de Víctor y un final de luces muy a lo Pink Floyd.

Miri Ros,  hermana de Marc, sale al escenario  para cantar con ellos “ Un día  más”  y se van del escenario todos, para regresar  con birras en mano, y presentan  toda la banda.  Es el momento de dejar hablar a Axel Pi, quien nos habla emocionadísimo, agradeciendo el honor y  placer que le supone  estar allí, que hayan conseguido que todo esto salga adelante y se une al agradecimiento ya infinito al festival  Cruïlla  (a Jordi), por luchar hasta el final y a todo el público, que somos valientes de corazón por asistir, por comprar las entradas, y nos agradecen enormemente  hacer posible esa noche, con lagrimas en los ojos.

Suena “Carreteras infinitas” y nos piden ponernos todos en pie, y lo consiguieron,  y es que es un tema de subidón y de optimismo.

Suenan los primeros acordes de “ Estáis aquí” y nos piden poner los brazos en forma de alas y volar y al terminar hacen cameo del tema “Ritmo dela noche”.

Por último  y dando la perfecta definición del directo suena “Maravilloso”, donde gritan “Gracias Barna, sois maravillosos” , y ya la explosión final, Axel salta de la batería, hacen su show de baile, sin camisetas, bajada hasta lo permitido del escenario, vuelan guitarras y dan saltos. Se despiden en el  escenario bailando un tema de Los Dandy’s “Lindo Amorcito”, diciéndonos que nos cuidemos mucho.

Un concierto lleno de energía y buen rollo, de desfase, dentro de lo permitido, pero es que, si Sidonie no rompe un poco las formas, no serían ellos, porque son puro show, gracias por darnos ese subidón que tanto echábamos de menos.

Gracias Cruïlla XXS y a toda la organización del Poble Espanyol, un placer disfrutarlo y hasta la próxima, ¡viva la música!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *