Luis Brea nos presentaba una acústico íntimo dentro del formato "acústicos Almodobar" en la sala Almodobar de Barcelona

Luis Brea nos presentaba una acústico íntimo dentro del formato “acústicos Almodobar” en la sala Almodobar de Barcelona

Hay que tenerlos muy bien puestos y ser un cantante de la cabeza a ls pies, para salir e interpretar temas que llevan una carga instrumental tremenda de ritmos, y representarlos solo a voz y guitarra acústica. Y vamos si lo hizo! y de quitarse el sombrero y aplaudir, como fue el caso, hasta dolerte las palmas.

Aparecía subiendo a escena, diciéndonos que estaba algo nervioso y que agradecía mucho a todos el público su presencia.

La verdad es que creo que todos los de la sala lo que le agradecíamos a él era que nos regalará un directo tan personal y tan cercano, y es que en todo momento la fórmula fue la combinación de él y la participación de todos, que nos sabíamos cada una de las frases de cada canción.

Comenzar con “Amanece“, ya es entrar fuerte y calentar al completo los motores, a mi de verdad os digo que siento admiración cuando un músico, cantautor, se sube a un escenario así y se desnuda el alma al completo.

En este caso, él es bueno y el sonido y sus letras, son puras lecciones de vida, frases realistas cargadas de sentimiento pero sin algodones de azúcar, anécdotas de vida, buenas y jodidas, relatos en los que es normal llegar a sentirse identificados, porque Luis tiene una manera muy directa de expresarse y de decir las cosas con una maestría y elegancia tremenda, sin perder esa manera canalla de afrontar situaciones.

Sus temas cargados de buena vibra, aún que en realidad este contando algo jodido, sabe sacar la parte optimista y de energía, y eso toca y traspasa.

Nos contaba anécdotas, como la creación del tema Supermariachi, que surgió de un sueño, donde un mariachi le hablaba. Esa parte mística que todos los creativos de mentes poseen, donde nacen las verdaderas maravillas.

No faltaron ni uno de los temas  que todos esperábamos, Mil razones, Dicen por ahí, Automáticamente, El verano del incendio, Nueva generación, donde en el estribillo “Hoy estamos aquí para elegir  a la reina del pop, queremos catar y bailar otra canción…” sonaba a coro entre todos, y es que os aseguro que somos muchos a los que nos agota la misma fórmula que quieren venderte por narices como si no hubieran más bandas, más artistas, y es que  la música siempre digo que no es cuanto te lo metan con cuchara, es lo que de verdad te llega, es lo que te identifica, no es una corriente para ir con las masas, es una expresión más de uno mismo, es tu propio lenguaje, y por eso él llega, porque habla con cada canción, te hace pensar y no es para pasar el rato, es para estar y disfrutar de ello.

Todo un detalle cantar una canción que le habían pedido por redes sociales, y decir ¿Quién la pidió porque se la voy a tocar?…y sentir el tema de Tres Cruces cuando de por sí, ya te toca la patata, así no os cuento como te toca.

Con el tema de Baso es con “V”, sucedió algo gracioso, como dijo él, “había un alma rondando libre“…y es que después de que todos termináramos de cantar con él, precisamente el estribillo que lleva por nombre el tema, el micro de pie se giro y dio directo a su copa reposada en un taburete, la que acabo rota en el suelo… de esas cosas que pasan en directo y tienen su magia ( aún que él se quedo sin beber)

Decía que su padre le llegaba a decir, “pero hijo que haces con una guitarra, ¿qué vas a ser músico?, estudia” como un “no hay futuro“… pues maravilla que no le hiciera caso porque nos regala un repertorio de buenos momentos cada vez que disfrutamos en directo o en privado de su música.

Como una Ola no perdió ni un instante toda la fuerza que tiene  el tema, y él encantado porque le acompañáramos cantando, y es que escucharla así también tiene su química, como dice el ” se que hay algo químico que nos hace mágicos“.

Terminar con El Kraken y cantarla todos de principio a fin es terminar con ganas de querer volver perderse en el tiempo de su directo. Os aseguro que en todos los videos que grabo para recordar las canciones y así me vienen los recuerdos, en todos la sala eran voces al comas de Luis Brea.

Gracias por regalarnos ese huracán de emociones que producen tus temas, es un placer disfrutar así de la música y de tu esencia.

¿Quieres estar al día de las novedades musicales? entra aquí