Gabriela Richardson. Quizás el nombre te suena desconocido, pero ya suena a diva del pop, y es que tras la actuación de ayer, no puedo pensar en otro nombre, como próxima coronada como "reina del pop".

Gabriela Richardson. Quizás el nombre te suena desconocido, pero ya suena a diva del pop, y es que tras la actuación de ayer, no puedo pensar en otro nombre, como próxima coronada como “reina del pop”.

El concierto en la Sala Apolo de Barcelona, dentro del Guitar BCN, nos mostró a una Gabriela joven, con poco rodaje encima del escenario, pero con gran potencial internacional, donde sus raíces afroamericanas y nacionales, se mezclaron en su puesta en escena junto a su empatía y amor por sus canciones.

Gabriela nos mostró las canciones que forman parte del EP “Dölma” y otras de su repertorio. Como “Hundred Miles”, creada en 2015 junto a Yall para una campaña publicitaria, fue el tema más aclamado de la noche, Don’t talk to me” un himno feminista o “Llegaste tarde” con tendencia no tan comercial como “Hundred Miles”, sino mostrando un r’n’b bailongo, “Crime” , un tema de pop melancólico, donde nos habla de un desengaño amoroso, “Soft Beat” , donde a pesar de fallar el micro, Gabriela fue ovacionada por el público presente o “Let me try” donde el público chasqueaba los dedos al ritmo de la música.

De la noche de ayer me quedo con esa voz cautivadora, con cierto misterio, que estoy segura dará mucho de que hablar, y es que es cierto que vivimos en un momento donde la diversidad y expansión de estilos en el panorama emergente, nos regala una escena musical amplia donde es difícil destacar, no es el caso de Gabriela quien pinta a promesa del pop en un futuro no muy lejano.

¿Quieres estar al día de las novedades musicales? entra aquí