El pasado viernes dentro del Let's festival en la sala Salamandra, asistimos al directo de Ego Sex y de Javiera Mena.

El pasado viernes dentro del Let’s festival en la sala Salamandra, asistimos al directo de Ego Sex y de Javiera Mena.

Se abria el telón de la sala con la espiritualidad sensual de Ego Sex, con esa esencia de trance cargado de bases rítmicas y con reverencia  africana, el grupo con base en Barcelona nos trasladaba a un viaje “espiritual” con su puesta en escena y su voz, sonidos que te transportan y que al principio, hay que abrir los sentidos para conseguir captar la esencia y potencia de sus temas, que son más que bailables, pero es un concepto con mucha personalidad y atrevido. Hay que pararse y saber capturar el mensaje de esta banda emergente que consigue estimular.

Nos dedicaron varios de sus temas de su último EP “Spirit Disco” donde el ojo de su portada, estaba presente en el escenario a través de una pantalla,  donde conseguían unir un efecto óptico con la melodía de cada canción como “Fever” “Chameleon” o “Congo” , con una mezcla bien estudiada en la puesta en escena ( con varios cambios de vestuario) y su sonido carnal.

Después del viaje que nos dejaban, con tiempo para un “kitkatt” ( birras, baño y piti, para los que nos da el mono…) aparecía en escena con una energía tremenda y como si fuera a dar un salto y bajar al público, Javiera Mena.

Comenzando con una Intro, para ponernos a tono con el sonido tan conseguido electro pop del que Alex Moreno (percusión , batería) y Héctor Navío (teclados y Bajo) saben combinar a la  perfección con la voz de Javiera,  y arrancar con el tema “Dentro de ti“, incluida en su último trabajo “Espejo” (Sony 2008) ,para ya tocarnos la fibra con su letra pero dándonos un buen ritmo de comienzo, y adentrarnos en su “Sincronía,Pegaso” y os aseguro que sincronizamos y hasta encontramos ese caballo volador.

Siguió con canciones del mismo disco “intuición” cantando y bailando muy juguetona al  compas de los efectos visuales que nos emitía la pantalla psicodélica del  escenario, una mezcla  perfecta para un directo cargado de ritmo.

Agradecía al público su asistencia y el  cariño recibido, y nos sorprendía dando paso a interpretar el tema “Mujer Contra Mujer” de Mecano, rindiendo homenaje al amor y celebración de ese día 14 de Febrero, donde hizo hincapié en que el amor sea libre y verdadero, que lo mueve todo y que en especial se lo dedicaba a l@s lesbian@s, y como podéis imaginar la sala fue una voz cantando ese tema que tanto ha hecho bien para entender que en el  amor no importa el sexo, si no entender que hay muchas maneras de sentirlo y vivirlo, ¡grande Javiera!

Para más énfasis se marcó el tema “Yo no te pido la luna“, que también sonó como  un himno  en la  sala, y es que allí se respiraba un “love is in  the air

Antes de anunciar el  tema  siguiente Javiera, se marco un bailoteo con una espada láser,  rollo a lo  “Star Wars” pero  con su toque pop y nos cantaba “Espada” y para no dejar bajar el  subidón continuó con ” Luz de Piedra de Luna” , y como  dice en su letra,  nos  atrapo y bailámos con ella, y no dejo que paráramos porque enganchó con el temazo de “Ritmo de la  Noche“, ella  a mandos  del  teclado, y el subidón estaba asegurado, y es que marcarse un tema así te asegura ganarte al  público, y  más con todo el pawer y rollazo que desprenden, ella y sus músicos, que lo viven y se entregan.

Termino con el  tema “Espejo“, que te empuja como los  latidos del corazón a moverte, en ese espejo cósmico del universo y de la vida.

Javier Mena volvía a agradecer a su público su entrega y sin perder ni un segundo la   respiración.

Os aseguro que esta mujer es puro ritmo y adrenalina, es como una clase de spinning con buena música y con el subidón correspondiente en cada fase, sabe muy bien lo que hace y como lo hace, y lo mejor es que conecta con el público, haciendo que participen y que estén en constante movimiento, y ell@s encantados porque su baile era constante.

Y como sonó con el  tema “Noche” una voz en off que decía “Júpiter, Venus, Tierra y Luna“,  los astros os aseguro que se alinearon para disfrutar del directo y de esa noche mágica.

Si queréis regalaros un directo lleno de ritmo, de buena onda y de buena vibra, Javiera y sus chicos son la clave.

Gracias Let’s Festival por dejarnos disfrutar de sus directos.

Música en vena y al ritmo.

¿Quieres conocer la programación del Let’s Festival y estar al día de las novedades musicales? entra aquí